Soluciones KOAR para ahorrar hasta un 20% en el consumo del electrodoméstico en tu factura de la luz.

Las mejores maneras de ahorrar en nuestra vivienda, sin renunciar a un buena calidad de vida, pasa por regenerar nuestros electrodimésticos de cocina. Estos  son indispensables y el mito de que los antiguos duraban mas, son al final leyendas. Duraban mucho pero consumían muchisima electricidad. Al precio de la energía actualmente, debemos plantearnos ir sustituyendo los electrodomésticos de nuestra cocina por aquellos mas eficientes o A++.

¿Cuál es la diferencia entre un electrodoméstico A+ y un A++?

La clasificación energética de los electrodomésticos se rigen por el IEE, Índice de Eficiencia Energética, que es el que indica la relación entre la capacidad de enfriamiento total y la potencia efectiva de entrada en vatios. También se define por sus siglas en inglés, EER, Energy Efficiency Ratio. En esta Bricopedia aprende cuál es la diferencia entre un electrodoméstico A+ y A++.

como ahorrar en el consumo electrico regenerando los electrodomesticos de la cocina

La clasificación energética de los electrodomésticos se rige por los siguientes baremos en función de su IEE:

  • A+++: < 22%
  • A++: 22 – 33%
  • A+: 33 – 42%
  • A: 42 – 55%
  • B: 55 – 75%
  • D: 95 – 110%
  • E: 110 – 125%
  • F: 125 – 150%
  • G: > 150%

Por tanto, entre un electrodoméstico A+ y un A++ la diferencia es significativa. Podría llegar a ser del -20%, traduciéndose en un buen ahorro energético durante la vida útil del electrodoméstico. Para entenderlo mejor, pondré un ejemplo práctico. Si tienes un frigorífico de hace unos 15 años, el promedio de consumo era unos 626kWh anual, y por lo tanto, tendría una clasificación energética D – E. Si quisieras comprar un frigoríficoA+, tendría un consumo medio de 250kWh, y si fuera A++ sería de 187kWh.

Por lo tanto si tienes en cuenta el consumo anual de tu frigorífico, un A+ consumiría sólo el 42% de la energía de tu frigorífico antiguo, por lo que tendrías un ahorro anual de 363kWh, que según la tarifa que tengas contratada, oscilaría entre unos 60 € y 69 € al año, y si fuera un A++, el consumo sería de un 22% sobre tu frigorífico antiguo, y por lo tanto, el ahorro sería de 488kWh, unos 93€ al año. Ahorrarías más energía de la que consumiría tu nevera nueva en un año.

Ahora bien, si estás pensando comprar una nevera A+ o una A++, el ahorro sería mínimo de un -20% en la factura anual, por ejemplo de consumir 340kWh con un A+ a consumir 260kWh con un A++, por lo que te ahorrarías al año, 80kWh, unos 16€ según la tarifa contratada. Esto puede parecer poco, pero si lo comparas con electrodomésticos más antiguos vale la pena el cambio. También hay que tener en cuenta que al consumir menos no solo ayudas a tu bolsillo, sino a reducir la contaminación y el gasto energético para cuidar el planeta.

2019-01-08T09:56:15+00:00 8 enero 2019|Koar|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies